Saltar al contenido

Qué es una API, para qué sirve, tipos y ejemplos

Portada del articulo de Blog ¿Qué es una API?, redactado por David González, experto en automatización de procesos empresariales.
0
(0)

Seguramente habrás escuchado hablar del término API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) y puede que quieras expandir tus conocimientos acerca de este protocolo, el cual juega un papel fundamental en el funcionamiento de muchísimas automatizaciones, aplicaciones y sitios web, sobre todo en los más potentes.

Este artículo comenzaré explicando, de la manera más sencilla posible, qué es una API y cómo se puede usar. Con los ejemplos que veremos, realmente lograrás entender para que sirven esto que ahora puede llegar a sonarte un poco a chino.

¿Qué es una API?


Una API, también conocida como interfaz de programación de aplicaciones, es un conjunto de reglas y especificaciones que permiten que diferentes programas de software se comuniquen entre sí.


Podemos decir entonces, siendo un poco más técnicos, que una API es una normativa formal que indica la manera en que un componente de software se conecta o se relaciona con otro para llevar a cabo una o múltiples funciones, adaptándose a las necesidades de las aplicaciones que las empleen y a los permisos otorgados por el propietario de la API a desarrolladores externos.

Diferencia entre API y webhook

Por otro lado, un webhook es una forma de notificación automatizada que se envía desde un servidor a una aplicación o sistema externo en respuesta a eventos específicos.

Funciona como una API inversa: en lugar de que una aplicación solicite información de un servicio, el servicio envía información a la aplicación tan pronto como ocurre un evento relevante.

A simple vista, parece similar a una API, pero en realidad tienen diferencias bastante relevantes:

Los webhooks son similares a las API en el sentido que son un contrato de comunicación entre dos partes. Sin embargo, se diferencian en que un webhook solo envía datos cuando están disponibles, mientras que las API requieren una solicitud para recibir una respuesta.

No es que ninguna opción sea mejor que la otra, cada uno tiene sus casos de uso. De hecho, pueden complementarse entre sí dentro de la misma aplicación y la implementación depende de las necesidades de desarrollo.

Funcionamiento Webhooks vs API (Polling)
Funcionamiento Webhooks vs API (Polling)

Características de las API

1

Interoperabilidad

Las API están diseñadas para facilitar la comunicación entre distintas aplicaciones y sistemas. Esto da paso a que ambas trabajen de una forma más eficiente, sin importar su plataforma o el lenguaje de programación que usen.

Abstracción

Las APIs brindan una capa de abstracción que, de alguna forma, oculta lo complejo de un sistema en lo interno. Esto le permite a los desarrolladores interactuar con las APIs de forma más sencilla, por medio de funciones y métodos previamente definidos.

2
3

Seguridad

Las APIs suelen incluir métodos de autenticación y autorización para garantizar que solo los usuarios autorizados puedan acceder a funciones exclusivas y/o datos sensibles.

Reutilización de código

Como son capaces de exponer funcionalidades específicas, las APIs permiten a los desarrolladores reutilizar códigos existentes en vez de crear nuevos. Esto agiliza el proceso de desarrollo y limita el margen de error.

4

¿Cómo funciona una API?

Las APIs ayudan con la comunicación entre diferentes productos y servicios, esto simplifica el desarrollo de aplicaciones y nos ayuda a ahorrar tiempo y dinero. Las APIs brindan flexibilidad, simplifican el diseño, gestión y uso de aplicaciones; y proporcionan oportunidades para la innovación. Son ideales para diseñar nuevas herramientas y productos (o gestionar los existentes).

Las APIs funcionan bajo principios de acuerdos contractuales que quedan establecidos en su documentación oficial: cuando se emite una solicitud específica, el software responde conforme al esquema que se ha determinado previamente.

También permiten y posibilitan la colaboración entre las empresas y los equipo de IT, simplificando la forma en que los desarrolladores integran nuevos elementos de aplicación en una arquitectura ya existente. Sabemos que las necesidades empresariales a menudo cambian rápidamente, en respuesta a un mercados en constante evolución, donde los competidores pueden revolucionar toda una industria con una nueva aplicación o producto.

Para seguir siendo competitivos, es crucial promover implementaciones y evolucionar rápidamente nuestros productos o servicios. Una metodología efectiva para acelerar el desarrollo es la creación de aplicaciones cloud, que aprovecha la arquitectura de microservicios conectada mediante APIs.

¿Cómo usar una API?

Si quieres usar una API debes saber que hay que seguir una serie de pasos que van a permitirte integrar las funcionalidades proporcionadas por esa API en una aplicación o sistema. Veámoslos 👇

  1. Entender la documentación: El primer paso es estudiar la documentación de la API. Esta documentación proporciona información muy útil sobre los endpoints disponibles, los parámetros que aceptan, los métodos de autenticación requeridos y ejemplos de cómo realizar solicitudes.

  1. Registrar una cuenta y obtener credenciales: Muchas APIs exigen que los usuarios se registren para obtener credenciales de autenticación, como claves de API o tokens de acceso. Estas credenciales son necesarias para realizar solicitudes a la API y deben mantenerse siempre a buen recaudo.

  1. Crear y configurar la solicitud: Una vez que hemos entendido como funcionan los endpoints y los parámetros de la API, podemos crear la solicitud. Esto incluiye la especificación del método HTTP (GET, POST, PUT, DELETE), la inclusión de los parámetros necesarios y la configuración de cualquier encabezado de autenticación requerido.

  1. Enviar la solicitud: Después de configurar la solicitud, se envía al servidor de la API. Esto se puede hacer utilizando bibliotecas específicas que simplifican el proceso de realizar solicitudes HTTP.

  1. Gestionar la respuesta: Una vez que se envía la solicitud, se recibe una respuesta del servidor de la API. Esta respuesta puede contener datos en formato JSON, XML u otro formato. Es importante gestionar esta respuesta de una manera oportuna, verificar si la solicitud fue correcta y procesar los datos devueltos según sea necesario.

  1. Gestión de errores: Es fundamental gestionar los posibles errores que pueden surgir al comunicarnos con una API. Esto puede incluir errores de red, errores de autenticación, límites de tasa alcanzados o respuestas inesperadas del servidor. Debemos implementar mecanismos para manejar estos errores de forma eficiente y proporcionar retroalimentación adecuada al usuario si es necesario.

  1. Probar y depurar: Antes de integrar completamente la API en una aplicación, es importante probarla exhaustivamente en un entorno de desarrollo. Esto va a permitir identificar y corregir posibles problemas o errores antes de que afecten a los usuarios finales.

  1. Optimizar el rendimiento: Una vez que la integración de la API esté completa, se pueden realizar ajustes para optimizar el rendimiento, como cachear las respuestas, reducir el número de solicitudes realizadas o utilizar técnicas de paginación para manejar grandes conjuntos de datos.

Tipos de API

Existen diferentes tipos de API según cómo se utilicen:

API privada
Este tipo de APIs son de uso interno y se utilizan para conectar sistemas y datos. Este tipo de API no puede ser accedido ni utilizado por usuarios externos porque está desarrollado únicamente con el propósito de optimizar la productividad dentro de una empresa.
API pública
A diferencia de las API privadas, este tipo de API está abierta al público, por lo que cualquier usuario o desarrollador puede usarla con restricciones mínimas. Incluso en algunos casos, son completamente accesibles para cualquier usuario.
HTTP API
Este tipo de API utiliza los protocolos HTTP para permitir la comunicación entre diferentes sistemas de software. Generalmente, estas APIs son diseñadas para facilitar la interacción entre los componentes del lado del cliente y del servidor a través de la web, utilizando métodos estándar como GET, POST, PUT y DELETE para realizar operaciones.
SOAP API
SOAP (Simple Object Access Protocol) es un protocolo basado en XML que se utiliza para intercambiar información entre sistemas en un entorno de red. Las APIs SOAP son altamente estructuradas y permiten una comunicación mucho más segura y robusta entre dispositivos y plataformas. Son comunes en ambientes empresariales debido a su riguroso conjunto de normas de comunicación.
RESTful API
Una RESTful API es otro tipo de API que se adhiere a los principios de la arquitectura REST (Representational State Transfer). Utiliza métodos HTTP de manera estándar para operaciones CRUD (Crear, Leer, Actualizar, Eliminar). Estas APIs estan diseñadas para ser eficientes, escalables y fáciles de integrar, utilizando formatos ligeros como JSON para el intercambio de datos.

Ejemplos de APIs más utilizadas y populares

Existen numerosos ejemplos de API que proporcionan acceso a una amplia variedad de funcionalidades y servicios en línea. Te dejo por aquí algunas de las más conocidas con sus documentaciones para que puedas explorar:

YouTube API

La API de YouTube permite a los desarrolladores integrar funcionalidades de reproducción de vídeos, búsqueda de contenido, gestión de listas de reproducción y comentarios en aplicaciones y sitios web.

Documentación API Youtube

Twitter API

La API de Twitter permite a los desarrolladores acceder a datos en tiempo real de la red social, como tweets, menciones, mensajes directos y tendencias, para integrarlos en aplicaciones de terceros.

Documentación API Twitter

Google Maps API

Esta API ofrece acceso a funciones de mapas interactivos, geocodificación (conversión de direcciones a coordenadas geográficas) y rutas (cálculo de direcciones y tiempos de viaje) que pueden integrarse en aplicaciones móviles y web.

Documentación API Google Maps

Facebook Graph API

Esta API proporciona acceso a datos y funcionalidades de la plataforma de Facebook, incluyendo perfiles de usuario, publicaciones, fotos, eventos y páginas, permitiendo a los desarrolladores crear aplicaciones sociales personalizadas.

Documentación API Facebook Graph

OpenAI API

La famosa API de OpenAI nos ofrece la posibilidad de utilizar sus servicios de Inteligencia Artificial en cualquier aplicación que deseemos conectar. Esta API cuenta con numerosas funcionalidades como la generación de texto, de imagen, usos de asistentes…

Documentación API Open AI

¿Te ha resultado útil?

Promedio 0 / 5. Votos: 0

David González
David González
Experto en automatización de procesos y tareas. Desarrollo soluciones integrales de automatización y business intelligence. En los últimos años, he transformado la productividad de multitud de empresas que buscaban ser más eficientes y productivas.
Newsletter Automatización de procesos
Entorno Microsoft
Entorno Google
Otros artículos que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *